Búsqueda personalizada

La Leyenda del Ángel

La Leyenda del Ángel
Clic en la foto para ver la Leyenda

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La Leyenda del Ángel




Un día el Señor del Universo observaba curioso su obra en la Tierra. -Algo anda mal-se dijo, -Esto no es lo que soñé para mis hijos humanos-pensó. 

Miraba en todos los rincones del Mundo, tristeza, soledad, lagrimas y otras cosas que le hacian sentir una fuerte opresión en su Divino pecho. Después de analizar la situación, durante varias décadas humanas, lo que solo fue un instante para El, le quedó claro que la Tierra estaba poblada principalmente por dos clases de personas: 

Un grupo, afortunadamente el menor, pero muy peligroso por el poder que había adquirido en base al engaño, la traición, la insensibilidad, la crueldad, y muchas otras cosas que son inombrables en una historia de Amor, como es esta, tenian corazones duros y oscuros. Su apariencia es similar a la de cualquier otro ser humano. 


Cuando quieren obtener algo para satisfacer su ambición desmedida, son capaces de llorar junto a la cama de un moribundo, de abrazar ancianos, consolar viudas y besar niños, siempre y cuando exista una multitud o una cámara que deje testimonio de su perversa acción.

Sus discursos, llenos de frases 
de solidaridad y promesas,solo son eso: Vanas palabras.

Bajo el maquillaje de su piel, se esconden gigantes monstruos peludos,con largos colmillos retorcidos y garras en manos y pies.

Son como engendros de Los cuatro Jinetes del Apocalipsis:
El Hambre, LaGuerra, La Peste y La Muerte.

                                                                                               



-Estos merecen todo lo que esta pasando en el Mundo y más-Dijo para si mismo el Señor.

-Pero que hay de aquellos de corazón dulce y tierno. Aquellos que aman a su projimo. Aquellos que no reconocen fronteras, cuando la fraternidad es lo que cuenta. -Los que comparten el pan, aún sabiendo que se quedarán con hambre. Los que se despojan de su vestido, para dar calor al indigente. Los que no teniendo nada material, brindan consuelo en sus palabras, a los que no tienen ni eso. Los que dan, sin esperar recompenza. -En fin, los que me honran, siendo coherentes con las Leyes del Universo, mis Leyes, independientemente del nombre con el que me conozcan. 



Así reflexionaba el Creador, mientras secaba sus Supremas Lagrimas. 

-Estas mis Bien amadas criaturas, no merecen tanto dolor. 

Pero como dicen mis ingeniosos hijos: "Palo dado, ni Dios lo quita" 
Y tienen toda la razón, Yo no puedo deshacer los hechos, sin causar estragos mayores, porque tendría que retroceder el tiempo... y no quiero ni imaginar lo que pasaría... 

-Yo guarde la hora!!! 
-Que horror!!! 

-Tengo que compensarlos de alguna manera-seguía pensando. 

-Pero tiene que ser la mejor. 

Entonces decidió ir a consultarlo con su mullida almohada de plumas de ala de Serafines y Querubines, para decidirlo despues de una Celestial Siesta.

Al despertar,
había creado en su mente,
una criatura de Luz, con los colores del Arco Iris,y las fragancias de los Bosques y los Mares.

Tomó de el mismo un trozo de su escencia que es el Amor,
armonizándolo con notas Celestiales.


Desprendió del manto celestial dos Luceros,
colocándolos en sus ojos.

Después bastó un soplo Divino
y aquella creación maravillosa tuvo vida.

Pero antes de enviarla a la Tierra para nuestro júbilo y Alegría, le puso nombre:




Iovana Franccesca.

Escrito por Nonno Néstor con Amor para Iovana



2 comentarios:

  1. es mui beio eso che escriviste me gusto el anyel i los cavaitos i la gnigna en anyel i gesù...

    ResponderEliminar
  2. Lo más bello de esta leyenda eres Tu!!!!...Te amo!!!

    ResponderEliminar